IMSS prepara recorte de delegados estatales

Agencias

CD MÉXICO.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) prevé que el Consejo Técnico sesione el próximo 25 de junio para analizar, y en su caso, aprobar las reformas al rediseño de su estructura organizacional, con lo que prevé ahorrar 383 millones de pesos.

De acuerdo con documentos obtenidos por 24 HORAS, uno de los principales objetivos es disminuir la estructura burocrática de las 32 delegaciones del IMSS en las entidades.

Entre las acciones, se pretende desaparecer la figura de delegado estatal del IMSS, con lo cual, los representantes de ese órgano médico perderán el poder, que en otras administraciones ostentaron sus predecesores.

Con el nuevo rediseño, las representaciones del Seguro Social en los estados pasarán de 12 altos funcionarios, entre delegado, cuatro coordinadores y siete jefaturas, a sólo siete servidores públicos: un titular de la oficina de representación, un funcionario de apoyo y cinco subdirectores.

El nuevo diseño busca que la mayoría de decisiones financieras, administrativas y operativas se centralicen en la oficina nacional del IMSS, cuando antes los delegados tenían el poder de decisión sobre contratos, licitaciones, presupuestos, contrataciones de personal, entre otros.

La nueva era burocrática del IMSS dejará a los representes de los estados sin esas facultades y sólo como transmisiones y administradores de las directrices que se tomen a nivel nacional.

En total, el Seguro Social pretende ahorrar 386 millones de pesos, divididos en dos rubros: disminuir la contratación de plazas, se fusionarán diversas unidades y se reorganizarán las funciones y atribuciones de los servidores públicos de oficinas centrales, con lo que se pretende ahorrar 128.7 millones de pesos.

Además, ordena la reorganización de las 32 delegaciones del IMSS en las entidades, a través de centralizar procesos administrativos y con un estricto control del gasto, se ahorrarán 254.6 millones de pesos.

Con esas medidas, el presupuesto anual del IMSS para áreas directivas, pasará de mil 520 millones de pesos a mil 136 millones de pesos, lo que significa un ahorro del 25%.

El plan de reestructura burocrática causó la dimisión de Germán Martínez como titular del Seguro Social, quien denunció que la reestructuración planteada por la Secretaría de Hacienda, causará: “pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes; y un segundo efecto indirecto: el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor gasto de bolsillo de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento”.

En su lugar, fue nombrado Zoé Robledo como director del IMSS, quien tras la aprobación del Consejo Técnico de la renovación burocrática, será el encargado de implementarla y lograr los ahorros estimados.

Fuente: 24 Horas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.