Nobel de Química a desarrolladores de las baterías de iones de litio

Agencias

SUECIA.- l alemán John B. Goodenough, el británico Stanley Whittingham y el japonés Akira Yoshino son los ganadores del Nobel de Química 2019 por el desarrollo de las baterías de iones de litio, anunció hoy la Real Academia de las Ciencias Sueca.

“Las baterías de litio han revolucionado nuestras vidas y se usan desde los teléfonos móviles a los ordenadores portátiles y los vehículos eléctricos”, destacó la Academia al dar a conocer su decisión.

El trabajo de los tres científicos “sentó las bases para una sociedad inalámbrica y libre de combustibles fósiles”, prosigue la institución.

A comienzos de la década de los setenta, Whittingan empleó el enorme impulso del litio para liberar su electrón más exterior, lo que llevó al desarrolló de la primera batería de litio funcional.

La contribución de Goodenough fue doblar el potencial de esta batería de litio, creando las condiciones adecuadas para que fuera mucho más potente y útil.

Por su parte, Yoshino logró eliminar el litio puro de la batería para usar iones de litio, que son más seguros que el litio puro, lo que hizo que la batería funcionara en la práctica.

Goodenough, nacido en Jena (este de Alemania) en 1951 ejerce en la Universidad de Austin en Texas; su colega Whittingham nació en 1941 en Nottingham, Inglaterra y ha ejercido en las universidades de Oxford y Stanford, mientras que Yoshino nació en 1948 en Osaka, a cuya universidad sigue adscrito.

El anuncio de hoy es el tercero en la ronda de estos prestigiosos galardones, tras haberse dado a conocer el de Medicina y el de Física, el lunes y el martes, y a la espera de los de Literatura, la Paz y Economía, en los próximos días.

El Nobel de Física, ayer, fue compartido entre el canadiense James Peebles y los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, por sus estudios sobre la evolución del universo y el descubrimiento del primer exoplanetas.

El de Medicina recayó en los estadounidenses William G. Kaelin y Gregg L. Semenza, así como el británico Peter J. Ratcliffe, por revelar la relación de las células con el oxígeno, lo que ha posibilitado nuevas estrategias para combatir la anemia y el cáncer.

Mañana se dará a conocer el de Literatura -que este año se otorga por partida doble, para 2018 y 2019-, mientras que el viernes se anunciará el de la Paz y el lunes siguiente el de Economía.

Todos los premios llevan incluida una dotación económica, que este año asciende a 9 millones de coronas suecas (912 mil dólares).

Los galardones son entregados el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y en el Ayuntamiento de Oslo, para el de la Paz.

Este premio es el único que se falla y entrega fuera de Suecia, por deseo expreso de Nobel, ya que Noruega formaba parte del Reino de Suecia en su época.

Goodenough nació en 1922 en Jena (Alemania), se dedica a la ciencia de materiales en la Universidad de Texas, en Austin (EE.UU.), y es conocido por su contribución al desarrollo del material clave para la batería recargable de iones de litio.

Ha trabajado en materiales como los que se encuentran en las baterías durante siete décadas.

En 1944 se licenció en Matemáticas por la Universidad de Yale y trabajó luego como meteorólogo durante la II Guerra Mundial en las islas Azores (Portugal).

Obtuvo una maestría en Física por la Universidad de Chicago en 1951; comenzó a trabajar en el Massachussetts Institute of Technology (MIT) y luego pasó a la Universidad de Oxford como profesor y responsable del Laboratorio de Química Inorgánica.

Tras dejar Oxford se trasladó a la Universidad de Austin; es autor de ocho libros y más de 800 artículos en publicaciones especializadas.

Ha recibido, entre otros galardones, el Enrico Fermi (2009), y el Charles Stark Draper (2014).

Stanley Whittingham nació en el Reino Unido en 1941 y trabaja actualmente en la Universidad de Binghamton (Nueva York); obtuvo su licenciatura en Química por la Universidad de Oxford en 1964 y se doctoró en esa misma institución en 1968.

Ha declarado que el interés principal de sus investigaciones se centra en lograr la mejora de la capacidad de almacenamiento de los dispositivos electroquímicos con el fin de garantizar la viabilidad de las energías eólica y solar.

También ha trabajado en la investigación de nuevos materiales con el fin de desarrollar el almacenamiento de energía, clave para muchos dispositivos electrónicos, así como para el vehículo eléctrico.

Por último Yoshino nació en Suita (Japón), en 1948, y trabaja en la actualidad en la Universidad Meijo de Nagoya y para la Asahi Kasei Corporation, en Tokio.

Estudió petroquímica en la Universidad de Kioto, donde obtuvo su título de maestría en 1972; comenzó a trabajar ese mismo año en Asahi Kasei, donde se ha dedicado, entre otras labores, al desarrollo de las baterías recargables de ion.

Yoshino fue galardonado este mismo año con el Premio Europeo de Inventores y la Oficina Europea de Patentes le calificó como “el padre de la batería de ión-litio”.

“Sus invenciones están detrás de la energía de casi cinco mil millones de teléfonos inteligentes, así como vehículos eléctricos e innumerables dispositivos”, destacó la agencia europea.

El anuncio de hoy es el tercero en la ronda de los Nobel, tras haberse dado a conocer el de Medicina y el de Física, el lunes y el martes, y a la espera de los de Literatura, la Paz y Economía, en los próximos días.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.