En enero, las cifras más preocupantes por Covid

Agencias

CDMX.- El número de personas hospitalizadas en el Valle de México a causa de complicaciones por el Covid-19 no deja de crecer ya que, de acuerdo con datos del gobierno capitalino, en los primeros 13 días del año se han registrado 965 casos más de personas internadas en centros de salud.

Para el primer día del 2021 se contabilizaron 8,636 personas hospitalizadas en centros de salud; para el 13 de enero sumaron 9,601 casos.

El pasado 28 de diciembre, en la conferencia de prensa de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se precisó que para el 11 de enero de este 2021, como peor escenario se preveían hasta 9,512 personas hospitalizadas en el Valle de México.

Si bien para el pasado lunes 11 de enero se registraron un total de 9,459 personas internadas, un día después, el martes 12 de enero, hubo 9,565, con lo que incluso se superó la estimación del gobierno local sobre hospitalizaciones.

Durante los primeros 13 días de enero, en el Valle de México, el número de personas hospitalizadas decreció sólo durante un día: entre el 10 y 11 de enero, ya que para esos días se pasó de 9,479 personas en nosocomios a 9,459.

En contraparte, el periodo con mayor incremento en los casos de personas hospitalizadas se registró entre el 6 y 7 de enero pasados. En esos días se pasó de 9,002 hospitalizados a 9,212, es decir, 210 hospitalizados más; lo que significó que cada hora a los nosocomios del Valle de México ingresaron en promedio 8.7 pacientes con complicaciones por el Covid-19.

De las 9,601 personas hospitalizadas, hasta el pasado 13 de enero, 7,024 se encontraban internadas en nosocomios de la Ciudad de México y 2,577 en centros de salud ubicados en el Estado de México.

En la capital del país, 1,745 personas ocupaban una cama con ventilador y 5,279 se encontraban en una cama general.

En conferencia de prensa, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, previó que al 31 de enero se amplíe la capacidad hospitalaria en unas 500 camas más, de las cuales 100 serán con ventilador, como parte de un nuevo plan para atender los contagios en la capital en colaboración con instituciones privadas, el IMSS y el ISSSTE.

Sheinbaum informó que el plan incluye colaborar con dichas instituciones para dar seguimiento a pacientes desde su domicilio, mecanismo por el cual se prevé atender hasta 6,500 personas al mismo tiempo.

Aunado a ello se prevé el envío a domicilio de oxígeno a contagiados que lo necesiten, así como insumos como oxímetros, termómetros y baumanómetros.

De los 501 espacios adicionales que se implementarán, 211 se prevé que sean instalados en hospitales a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); 150 serán habilitados en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); y 100 en el hospital de Topilejo, que está a cargo de la Secretaría de Salud capitalina.

Además de 20 camas en las instalaciones del Ejército y otras 20 en nosocomios de Pemex.

Previamente, entre el 15 de diciembre y el 11 de enero pasado, indicó la jefa de Gobierno, se amplió el número de camas en las instituciones públicas que atienden a pacientes con Covid al pasar de 5,492 espacios para pacientes con Covid, tanto en camas generales como con ventilador, a  7,570 espacios.

Es decir, hubo un aumento de 37.8% de las camas en la capital del país. No obstante, pese al incremento, la ocupación total de camas, hasta el 13 de enero, se ubicó en 88.32 por ciento.

Durante enero, más de 13 mil trabajadores del sector salud resultaron positivos por Covid-19 y 183 más perdieron la vida, según el más reciente reporte de la Secretaría de Salud federal.

Al corte del 11 de enero del 2021, el documento indica que hasta ese día, los 6,031 casos activos de trabajadores de la salud representaban 8.6% del total nacional.

Así, en México 195,558 personas entre médicos, enfermeras y demás trabajadores del sector han sido infectados desde que inició la pandemia a inicios del 2020. En tanto, 2,580 perdieron la vida durante la batalla contra el SARS-CoV-2.

Las cifras una vez más reflejan incrementos entre contagios y defunciones durante los primeros días de enero del 2021. Y es que del 28 de diciembre al 4 de enero de este año (fechas de corte de los reportes subidos al sitio de Internet de la Secretaría de Salud), el número de infecciones adicionales fue de 5,961 casos. Para la semana del 4 de enero al 11 del mismo mes, los nuevos casos de positivos por Covid fueron 7,351.

En el caso de los fallecimientos por coronavirus, del 28 de diciembre al 4 de enero, se registraron 73 casos; mientras que del 4 de enero al 11 del mes subió a 110 muertes entre personal de salud.

De las casi 196 mil infecciones acumuladas en el país ante la pandemia, 61% fueron mujeres, y la mediana de edad en los casos fue de 37 años. “El grupo de edad más afectado es el de 30-34 años”, puntualizó la SSA.

En los casos totales acumulados en personal de salud por profesión, el histórico no ha tenido variación, y siguen siendo las enfermeras con 40% las más afectadas, seguidas por “otros trabajadores de la salud” con 30% y los médicos con 26 por ciento.

De los 195,558 casos acumulados, 66.3% no presentaban una comorbilidad, mientras que el resto tenía al menos una; hipertensión, obesidad, diabetes, tabaquismo y asma fueron las principales.

En defunciones (2,580 totales al 11 de enero), 70% eran hombres y la mediana de edad en los decesos fue de 57 años, entre ambos sexos.

“La Ciudad de México, el Estado de México, Veracruz, Puebla, Jalisco, Guanajuato, Tabasco, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora son las 10 entidades con el mayor número de defunciones, concentrando 63% del total”, se lee en el informe de la Secretaría de Salud (SSA).

Al igual que los casos acumulados de coronavirus, el histórico en fallecimientos se mantuvo y siguió pegando más a doctoras y doctores, que representan 47% del total de víctimas, seguidos por “otros trabajadores de la salud” con 29% y las enfermeras con 19 por ciento. “Es importante precisar que la información… no permite identificar si el contagio sucedió en el lugar de trabajo, en el hogar o la comunidad”.

La Secretaría de Salud federal (SSA) reportó ayer 999 defunciones más a causa del Covid-19 en el país, así como 16,468 nuevos casos confirmados; este último dato representa un nuevo récord para un día.

La cifra de fallecimientos totales llegó a 137,916, lo que ubicó a la tasa de letalidad por Covid-19 en 8%, de acuerdo con la Secretaría de Salud federal.

Un seguimiento realizado por Consulta Mitofsky sobre los decesos a causa del Covid-19 en el país, indica que las dos primeras semanas del 2021 han registrado el mayor número de decesos en los últimos meses de la pandemia.

Para el periodo que fue entre el viernes 1 y el jueves 7 de enero se registraron 5,224 defunciones; mientras que para el periodo que va de 8 al 14 se contabilizaron 6,885 casos.

Por su parte, la cifra de infectados acumulados en México ascendió a un millón 588,369 casos.

La SSA informó, a su vez, que de las 32,683 camas generales para pacientes graves, 60% (19,457) se encuentran ocupadas, principalmente en CDMX (91% de ocupación local), Edomex (84%) y Nuevo León (83%).

Mientras que de las 10,450 camas con ventilador mecánico para pacientes críticos, 50% (5,270) se encuentran ocupadas. La CDMX (86%), Edomex (78%) y Nuevo León (77%) lideran en este rubro también.

Se indicó también que, hasta ayer, 329,983 vacunas de Pfizer y BioNTech contra Covid-19 se aplicaron a igual número de personal médico que atienden a pacientes.

El Congreso de la Unión llamaría a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a reforzar la vigilancia y el control en la venta de equipo médico para la atención y prevención del Covid-19, a fin de disminuir los riesgos derivados de la compra de productos apócrifos.

La pandemia de Covid-19, explicó el senador José Ramón Enríquez Herrera (Morena), promotor del acuerdo, ha orillado a que las personas adquieran instrumental médico especializado para el monitoreo de los síntomas que se presentan con la enfermedad, lo que incrementó los costos de equipos e insumos y propició la introducción de imitaciones y productos sin certificación que ponen en riesgo la vida de quienes los usan.

La demanda de termómetros, oxímetros, baumanómetros y tanques de oxígeno, precisó, se incrementó el año pasado seis veces respecto del 2019, y de acuerdo con datos de la Unión Interdisciplinaria de Farmacias Clínicas y Consultorios, los termómetros y oxímetros aumentaron su precio hasta en 230 por ciento.

Ante tal situación, dijo Enríquez Herrera, la Profeco está obligada a difundir información relacionada con las características y precios del equipo médico usado por la población para la atención y prevención del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, a fin de que los ciudadanos cuenten con los elementos necesarios para adquirir productos de calidad a precios justos.

El senador por Durango, de profesión médico oftalmólogo, detalló que cuando los productos médicos apócrifos o de baja calidad ingresan al país se comercializan en mercados sobre ruedas, sitios de Internet o a través de grupos de redes sociales.

A través de esos medios, añadió el legislador federal, se ofertan a precios relativamente accesibles por lo que resultan atractivos para el grueso de las familias que, ante el desconocimiento de las implicaciones que tiene su adquisición y uso, optan por comprarlos sobre todo por su bajo costo.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.