Va Morena por regular y no eliminar a diputados ‘chapulines o tránsfugas’

*La única condición es que se queden tres meses en un partido para poder cambiarse a otro.

Agencias

Ciudad de México, 01 FEB.-El grupo parlamentario de Morena dio entrada a una propuesta de reformas al Reglamento de la Cámara de Diputados, no a la Constitución, para regular parcialmente y no eliminar ni evitar a los diputados federales “chapulines” o “tránsfugas” que se cambian de partido durante su periodo como legisladores.

La iniciativa -que fue recibida en la última sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión- propone reformas al artículo 6 del Reglamento de la Cámara de Diputados, para proponer que “las y los diputados deberán permanecer en el grupo parlamentario adscritos durante 90 días antes de renunciar al mismo o solicitar un cambio”.

Además, que “las y los diputados que cambien de grupo parlamentario permanecerán, durante 30 días, como diputados independientes para después integrar el grupo parlamentario de su elección”.

La propuesta admite la persistencia del “fenómeno muy recurrente que es el cambio de diputados entre grupos parlamentarios y que ha captado la atención y la preocupación de la ciudadanía”.

“Este fenómeno se conoce formalmente como ´transfuguismo parlamentario´ y es a lo que popularmente llamamos “chapulineo”. Consiste en que, quien habiendo ganado el cargo de legislador por medio de la postulación de un partido, se cambia al grupo parlamentario de un partido distinto, obedeciendo intereses personales y no a la ideología política del partido”.

Lo anterior, indica, “con el argumento de garantizar el propio ejercicio del derecho político, contradiciendo, en muchos casos, el encargo de la ciudadanía que otorgó mediante su voto y ocasionando graves perjuicios que se traducen en desacreditación y desconfianza de la ciudadanía en los ´representantes del pueblo”.

Sostiene que “la excusa de la ´libertad de afiliación´ no es suficiente para justificar el ´transfuguismo parlamentario´, porque los diputados llegaron al curul representando a un partido político o a la ideología o corriente política del mismo, especialmente tratándose de los legisladores plurinominales”.

Por ello, “el ´chapulineo congresista´ contraviene la voluntad del pueblo y su voto, ya que los diputados fueron votados por considerarlos representantes de ese cúmulo de ideas”, se añade.

Aunque la mayoría de Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados fueron los que más incurrieron en esta práctica, la propuesta de reformas insiste en que “la curul parlamentaria no pertenece al partido político, pero tampoco pertenece al diputado; la curul pertenece al electorado, al pueblo”.

“El pueblo votó por un cúmulo de ideas, postulados y declaraciones que se supone se materializaban en el diputado por el que votó. Por ello, estar cambiando de un grupo parlamentario a otro traiciona la voluntad popular y tergiversa la representación del Congreso como órgano colegiado y representativo de las distintas fuerzas político-electorales”, se subraya. Con información de EL FINANCIERO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.