Cercanos a AMLO, entre objetivos de Pegasus

AGENCIAS

CDMX.- Al menos 50 personas cercanas al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, incluyendo su esposa e hijos, están incluidas en la lista de números de interés de clientes de la firma israelí NSO para ser espiados a través del spyware Pegasus, revela hoy el diario británico The Guardian.

Además de su esposa e hijos, la lista incluye a colaboradores e incluso a un médico de AMLO, pero también a políticos de todos los partidos, periodistas, activistas, diplomáticos, académicos y hasta sacerdotes.

En una la lista publicada este lunes por The Guardian, también se incluye a los siguientes funcionarios:

-Rocío Nahle, secretaria de Energía

-Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República

-Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del presidente

-Gabriel García Hernández, coordinador general de Programas del Desarrollo

-Julio Sherer Ibarra, asesor jurídico de la Presidencia de la República

-Manuel Barlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

-Alfonso Romo, exjefe de oficina de Presidencia

En total, la lista a la que tuvieron acceso16 medios participantes del Pegasus Project, entre ellos The Guardian, incluye 15 mil personas en México consideradas como de interés para espionaje entre 2016 y 2017, durante la administración de Enrique Peña Nieto.

En su reportaje, The Guardian, recordó que México fue el primer país del mundo en adquirir el programa Pegasus a la firma israelí NSO Group, a través de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía), y el Centro Nacional de Inteligencia (Cisen).

Decenas de figuras nacionales y locales de Morena también fueron seleccionadas por los clientes mexicanos de la NSO, entre ellos Claudia Sheinbaum, la actual jefa de gobierno de la Ciudad de México, informa The Guardian.

El diario, como ya hizo el domingo, aclara que el hecho de que los números de teléfono estén incluidos en la lista no significa que en efecto hayan sido hackeados, pero sí muestra que sus dueños eran personas de interés para quienes adquirieron la tecnología de espionaje.

Además, el rotativo británico recuerda que conversaciones privadas del entorno de AMLO, incluyendo una entre su hijo Andrés Manuel López Beltrán y Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, en 2017, fueron filtradas a la prensa.

Mientras tanto, el gobierno peñista también mostró interés en algunas figuras de su propio partido, el Revolucionario Institucional, además de al menos 45 gobernadores y exmandatarios estatales que fueron vigilados en dicho periodo, así como el expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala.

Ésta última mencionó haber recibido mensajes de texto sospechosos cuando dio a conocer su postulación a la candidatura presidencial, aunque precisó que ya no cuenta con acceso al celular para someterlo a un análisis que determine si fue hackeado o no.

NSO asegura que revisa a profundidad los historiales de sus potenciales clientes -gobiernos de los países-. Sin embargo, The Guardian recuerda que cuando se hizo el trato con México, tanto la policía como el ejército y otras autoridades estaban ya implicadas en denuncias de abusos a los derechos humanos, incluyendo torturas, desapariciones forzadas y asesinatos extrajudiciales.

En declaraciones al diario británico The Guardian, Guillermo Valdés Castellanos, quien fuera director del Cisen entre 2006 y 2011, señaló que «bajo la administración de Peña Nieto, el uso de Pegasus se volvió algo salvaje.

«Tecnología como la de Pegasus es muy útil para combatir el crimen organizado, pero la total falta de verificación y equilibrio significa que fácilmente termina en las manos de privados y es utilizada para obtener ganancias personales y políticas sin tener que rendir cuentas», aseveró.

Otros clientes del spyware Pegasus se convirtieron supuestos criminales y funcionarios bajo sospecha de corrupción, además de abogados de narcotraficantes, agregó el rotativo.

Resaltó que Tomás Zerón de Lucio, entonces director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, que condujo las investigaciones de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fue uno de los firmantes del contrato con Pegasus.

De igual manera estuvieron bajo seguimiento ilegal dos integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que colaboran en el caso Ayotzinapa, según lo dio a conocer en su momento Citizen Lab, una unidad de investigaciones de la Universidad de Toronto.

Aunado a estos dos expertos también fue espiado Melitón Ortega, tío del normalista Mauricio Ortega, quien después se convirtió en vocero del movimiento de los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.