Emboscan vehículo y matan a un indígena en los límites de Aldama y Chenalhó

*Desde hace unos cinco años aproximadamente, pobladores tzotziles de Aldama, algunos de ellos de filiación zapatista como Xuxchen, donde vivía el ahora acribillado, han sufrido ataques a tiros de un grupo civil armado de corte paramilitar, que opera del lado de Chenalhó.

Por Isaín Mandujano

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 17 SEP (apro).-Un vehículo con cuatro personas a bordo fue emboscado a tiros en los límites de Aldama y Chenalhó, en el que un indígena tzotzil zapatista fue alcanzado por las balas en el rostro y arrastrado por un río, cuyo cuerpo apareció ayer jueves por la noche.

El miércoles 15 por la noche, cuatro personas a bordo de una camioneta Nissan doble cabina, regresaban del municipio de San Andrés Larráinzar, hacia la comunidad de Xuxch’en, en el municipio de Aldama.

Cuando de pronto, al pasar por un río cerca de un puente en construcción, en los límites con el Sector Santa Martha del municipio vecino de Chenalhó, empezaron a recibir disparos desde trincheras ubicadas a la altura de las comunidades Tok’oy, Volcán, T’elemax, Tojtik,  Valetik, Chuchte, Kante y Puente Caridad.

Los disparos eran dirigidos hacia la camioneta, pero también hacia las comunidades de Coco, Tabak, Cotzilnam, Ch’ivit, Stzelejpotobtic y la cabecera del municipio de Aldama.

Al arreciar los disparos, a medio río, los ocupantes salieron del vehículo para guarecerse entre la barranca, pero uno de los ocupantes, el conductor del vehículo, Domingo Sántiz Jiménez, de 32 años, no pudo hacerlo, pues fue alcanzado por las balas que se le impactaron en el rostro y fue arrastrado por la corriente del río.

“Por el lodazal que existe y al recibir el impacto de bala al momento de cruzar el río del Puente Tabak, quedó atascado el vehículo en medio del río. Desorientado el conductor por los disparos, descendió del vehículo junto a los tripulantes para resguardarse de los disparos de armas de fuego que iban dirigidos a ellos”, dijeron los testigos.

Como pudieron, pobladores cercanos que oyeron la balacera, pudieron ayudar a sacar a las tres personas heridas por los golpes que se provocaron al huir y algunos de ellos por las balas que no fueron de gravedad.

Fue hasta ayer jueves 16, que regresaron a buscar el cuerpo en el río, pero continuaron los disparos desde las trincheras ubicadas desde el vecino municipio de Chenalhó.

“Se encontró el cuerpo atascado en piedras dentro del río y se trasladó el cuerpo al domicilio del difunto a la comunidad de Xuxch’en, municipio de Aldama, al salir de la carretera que conduce a la comunidad de Xuxchen, estando presentes las corporaciones policíacas y testigos mismos fuimos agredidos con múltiples disparos de armas de fuego de diferentes calibres desde el parapeto Tok’oy del Sector santa Martha, Chenalhó”, dijeron los pobladores.

Desde hace unos cinco años aproximadamente, pobladores tsotsiles de Aldama, algunos de ellos de filiación zapatista como Xuxchen, donde vivía el ahora acribillado, han sufrido ataques a tiros de un grupo civil armado de corte paramilitar, que opera del lado de Chenalhó.

En un principio se decía que disputaban 60 hectáreas de tierras, pero tras firmarse el acuerdo agrario este mismo año, se finiquitó ese conflicto, sin embargo, los disparos no cesan, y los de Aldama siguen acusando y denunciando la existencia de un grupo civil armado paramilitar que operan en Chenalhó, donde nunca hubo desarme para el grupo que perpetró la masacre de 45 indígenas civiles en Acteal, Chenalhó el 22 de diciembre de 1997.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.