Las tienditas apuestan por las “marcas propias” para mantener sus ventas

*Estos productos se han convertido en una opción para los compradores, que buscan alternativas más accesibles ante el alza generalizada en los precios de los productos.

CDMX.- No todo en la tiendas es pan de Bimbo o frituras de Sabritas. La dueña de una tienda en Los Remedios, Naucalpan, conocida como Doña Ana, ofrece en su negocio churros en paquetes y frutas secas que su vecina le deja a consignación. También vende pan casero y tortillas que elabora en un local en el mercado de su colonia, y que son uno de los productos que más buscan sus clientes.

Desde hace un par de meses, la pequeña comerciante dejó de comprar en las tiendas de mayoreo crema, queso y longaniza, para dar paso a los de un productor de Hidalgo, que llegó a su local a ofrecer estas mercancías que prepara en su casa.

Estas ‘marcas propias’ se han convertido en una opción para los compradores, que buscan alternativas más accesibles ante el alza generalizada en los precios de los productos.

El pan dulce y los lácteos son dos categorías que han registrado alzas de precio. El pan subió 12.11% entre diciembre del año pasado y junio de 2022, mientras que la crema y otros productos a base de leche aumentaron 7.99%, de acuerdo con datos del Inegi.

“La situación no está para gastar y lo que hacemos es darle opciones a los clientes, que si ven que hay los mismos productos más baratos aunque no tengan una marca conocida, pues se llevan los que les dejan ahorrar unos pesos”, dice la tendera.

Croqueta a granel (Ivet Rodríguez)

Más barato por kilo: la inflación impulsa venta a granel de alimento de mascota

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), comenta que en el rubro en el que hay más ‘marcas espejo’ o ‘marcas propias’ es en el de las botanas, que suelen tener la rúbrica impresa en un cartón, empaquetados en una bolsa de celofán, con el fin de acreditar ante los compradores que tienen mayor cantidad a un precio más bajo frente a las de marcas conocidas.

“Son marcas emergentes que buscan colocarse entre la preferencia de los consumidores porque son más baratas», dice Rivera. “Mucha gente en el mercado popular está dirigiendo su consumo a las unidades a granel y a los genéricos. Buscan estas presentaciones porque son más asequibles y les permiten una mejor administración del consumo en el hogar”, añade.

De tienda en tienda

Tras quedarse sin empleo por la pandemia y como una opción para generar ingresos, Juan comenzó a hornear pan de dulce en su casa, y comenzó a venderlo en la tienda que está en su calle, en la colonia Peralvillo.

El sabor de sus conchas, panqués y bisquets se ganó los clientes de la tienda, que comenzaban a pedir su producto. Su popularidad se extendió tanto que ahora coloca su mercancía en diferentes tiendas de la colonia.

“No sé si fue suerte. Me metí a clases de panadería porque no tenía mucho que hacer sin pensar que se iba a convertir en mi trabajo. Y que además me gusta, porque ya todos en la colonia me conocen y hasta me han llegado a hacer pedidos grandes para cuando la familia se junta al cafecito”, dice Juan.

(Mujer lleva un carrito semivacío en un supermercado)

Carritos de supermercado semivacíos: ¿cómo la inflación cambió la dinámica de compra?

Por ahora, no hay datos para determinar qué porcentaje de los ingresos de una tienda representan estos productos, pues las marcas locales que comercializan varían en número y productos, lo que complica su cuantificación.

‘Doña Ana’ dice que no tiene un cálculo, pero a partir de enero, sí ha notado que las personas que compran en su local buscan hacer ‘rendir su dinero’ y preguntan por las opciones de marcas para comprar la que cuesta menos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.