La inflación aminoró en septiembre, ¿los precios volverán un día a los de antes?

*Las personas se preguntan si los productos que consume día a día volverán a costar lo mismo algún día. Aquí algunas claves para entender si bajarán los precios y cuándo lo harán.

Septiembre implicó para muchos un respirjo en la inflación y hay algunas señales de que los precios pueden dejar de subir con el mismo ritmo. Pero, ¿volverán los precios de los alimentos, la Coca-cola o el pan a los mismos niveles de, por ejemplo, 2020? Aquí algunas pistas.

¿Por qué subieron los precios de los alimentos?

El alza en los precios de los alimentos es una preocupación para el mundo. Desde que inició la invasión de Rusia a Ucrania, los precios de los principales granos, pero también de los fertilizantes comenzaron a subir, debido a que Ucrania es uno de los principales productores de granos como el trigo. A esto hay que agregar que hubo sequías en varias regiones agrícolas en el mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) dijo el 7 de octubre que su índice de precios, que hace un seguimiento de los productos alimentarios más comercializados a nivel mundial, tuvo un promedio de 136.3 puntos el mes pasado, frente a los 137.9 revisados de agosto. Esto es una buena noticia, puesto que se trata del sexto mes consecutivo de disminuciones en este índice.

Pero Gabriela Siller, Directora de Análisis Económico en Grupo Financiero BASE, opina que la presión inflacionaria sobre los alimentos y los energéticos seguirá mientras la guerra continúe.

A este problema se agrega que «las economías en el mundo se están desacelerando, algunas de Europa ya están en recesión, México depende mucho de Estados Unidos y si este país no entra en recesión, tendrá un crecimiento muy bajo el próximo año».

Aun así, hay algunas noticias buenas y otras no tanto para tratar de avizorar cuándo bajarán de precio las mercancías.

Inflación en México 2022

En septiembre, el alza de los  , al no incrementarse al mismo ritmo que los meses anteriores. ¿Pero por qué sucedió esto y cómo beneficia al bolsillo de todos? ¿Por fin bajarán los precios?

Lo primero que hay que saber es que la tasa de inflación indica en qué medida se incrementaron los precios de la mayoría de los productos de la economía. En este sentido, el dato de inflación contiene en su interior una suma de incrementos, pero también de decrementos de precios de mercancías y servicios.

En septiembre, la inflación anual llegó a una tasa anual de 8.7%, el mismo nivel mostrado en agosto. ¿A qué se debió este ‘freno’ a la inflación durante el mes patrio?

Los precios que bajaron en septiembre

Los datos del Inegi dejan ver que mientras algunos productos como el pan -incluyendo al pan de muerto- y otros alimentos siguieron elevándose, otros disminuyeron.

En específico, el sector de los servicios registró una disminución de precios quincenal de 0.15%, al finalizar septiembre. Los servicios que más cayeron, a tasa quincenal, fueron los siguientes.

Telefonía móvil, -7.97%

Transporte aéreo, -7.78%

Servicios turísticos de paquete, -3.46%

Paquetería, – 0.44%

Hoteles, -0.28%

Si la inflación se detiene, ¿los precios bajan como estaban antes?

Uno de los factores en la composición de los precios, además de los costos asociados a la fabricación de los productos, es la expectativa de inflación. Es decir, cuánto esperan las empresas que suban los precios en general en un tiempo determinado. Por lo general, las expectativas en México suelen estar alrededor del 3%, pero no en este último año y, por tanto, tampoco hay expectativa de que los precios caigan abruptamente.

Los precios, por la naturaleza de la economía de mercado, tienden a subir nominalmente en el tiempo. Pero lo mismo pasa con los salarios, aunque de una forma generalmente más lenta. De este modo, las personas pueden o no recuperar sus niveles de consumo anteriores a crisis como la que causó la pandemia de covid-19 y a tendencias inflacionarias como las que vive hoy el mundo.

Por eso, es normal que la gente se acuerde de que «antes las sabritas costaban 2.50 pesos», pero aún las siga comprando hoy al precio actual.

En el momento en que la inflación regrese a sus niveles ‘normales’, los precios de la mayoría de las mercancías difícilmente se reducirán a los niveles nominales anteriores.

Algunas mercancías como las materias primas, sin embargo, suelen oscilar más volátilmente, los precios de las frutas, verduras, pero también algunos minerales, pueden tener bajadas significativas dependiendo de algunos factores.

Un factor estacional

En septiembre hubo diversos productos y servicios que bajaron de precio, ¿por qué lo hicieron?, ¿se sostendrán en ese nivel? Aquí hay algunas claves:

“La mayoría de estas disminuciones se debe a factores estacionales, por lo que no necesariamente implican un cambio de tendencia a la baja para los precios de servicios”, precisa un análisis del Banco Base, refiriéndose a algunos servicios relacionados con la temporada baja del turismo, por ejemplo.

El ‘respiro’ de septiembre no puede ser tomado como una señal inequívoca de que la tendencia de la inflación está cambiando. Para ello deben observarse varias quincenas con disminuciones sostenidas y no atribuibles, precisamente, a factores puramente estacionales.

Además, aunque hay productos y servicios que disminuyeron sus precios en la última quincena de septiembre, muchos de ellos aún permanecen muy por encima de los niveles del año anterior.

Una de las causas de la inflación en las mercancías de importación fue el alza de los precios de transporte en las cadenas de suministro. Casi 80% del comercio mundial depende de fletes marítimos, en contenedores de 12 metros, cuyo costo alcanzó récords en 2021 .

Las esperas largas en los puertos, para transportar las mercancías, elevaban los costos de estos fletes. Pero en la medida en que se han restablecido las cadenas de distribución, los precios han ido a la baja.

En su punto máximo, el costo de un flete marítimo trasatlántico de dichas características, de China hacia Estados Unidos, llegó a costar hasta 20,000 dólares, según estimaciones de EES Shipping. Ahora, este servicio ya se redujo a niveles de 4,000 dólares, en algunos casos.

Esta es una buena noticia, pues a los productores y comerciantes les puede costar menos trasladar sus mercancías e insumos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.