“Te quiero”: Genaro García Luna manda besos a su esposa e hija e ignora a ‘El Grande’

AGENCIAS

EU.- Este lunes inició el juicio del exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, en el que se le vio mandando besos a su esposa, Linda Cristina Pereyra Gálvez, diciéndole: “Te quiero”.

¿Qué pasó en el juicio de Genaro García Luna?

Y es que en su primer día de juicio por narcotráfico, Genaro García Luna ignoró al narco Sergio Villareal Barragán, alias “El Grande”, quien es el primer testigo de la Fiscalía.

Además, tras un alegato inicial muy apegado al texto, pronunciado por el fiscal Philip Pilmar, que acusó a García Luna de traicionar a México y a Estados Unidos por aceptar sobornos de narcotraficantes a cambio de ayudarles en sus actividades, la Fiscalía presentó uno de sus testigos estrellas.

¿Qué dijo El Grande de García Luna?

Se trata de “El Grande”, quien durante su testimonio reveló que presenció el pago de dichos sobornos con sus propios ojos.

Por su parte, García Luna que llegó a la sala con un traje negro y una corbata de rayas rojas y azules, saludó con efusión a su equipo de abogados, encabezados por César de Castro y, en varias ocasiones, se dirigió a su esposa y a su hija, para saludarlas lanzándoles besos y poniéndose la mano en el corazón.

César de Castro, abogado de Genaro

De Castro argumentó que todo se basa en rumores y especulaciones de “asesinos, secuestradores y traficantes de droga”, muchos de los cuales, según De Castro, fueron encarcelados en la época en la que García Luna fue responsable, dejando así en el aire que hubiera un móvil de venganza en los testimonios.

Además, durante las alegaciones, García Luna miró con semblante serio a los miembros del tribunal.

¿De qué está acusado García Luna?

Genaro García Luna está acusado de aceptar portafolios llenos de efectivo para permitir que el conocido cártel de Sinaloa operara con impunidad mientras enviaba toneladas de cocaína a Estados Unidos.

“La persona que se suponía que estaba a cargo de luchar contra el cártel de Sinaloa en realidad era su bien más valorado… y con su ayuda, el cártel ganó millones”, dijo el fiscal federal asistente Philip Pilmar al jurado. Calificó a García Luna como “un hombre que traicionó a ambos países: el suyo y el nuestro”.

Agregó que aunque García Luna se hacía pasar en ambos países como un héroe del combate a las drogas ilícitas, se encargó de que el cártel recibiera información sobre las investigaciones, tuviera paso fácil para la cocaína a través de puntos de revisión policiales, y escoltas policiales, y, en ocasiones, incluso insignias oficiales para miembros del cártel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.