Aumentan casos de síndrome de alienación parental en jóvenes de Chiapas

  1. La principal causa del SAP son los divorcios

AGENCIAS

Tapachula Chis; OCT 12 (interMEDIOS).- El Síndrome de Alienación Parental también conocido como SAP es un conjunto de síntomas, que se produce en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

El Psicólogo y Sexólogo, Sebastián Villalobos Rodas indicó que en estos procesos, los niños afectados sienten y expresan un rechazo injustificado hacia su padre o su madre como consecuencia directa de la manipulación sentimental promovida por su otro progenitor, hasta el punto de que, una vez instaurado, el niño hace suyos esos sentimientos, los intensifica y los amplía a todo el entorno familiar y social del progenitor rechazado.

Indicó que en la región sur sureste de México como en los estados de Chiapas y Oaxaca, es muy común este tipo de padecimientos, donde los niños afectados por el SAP crecen en un entorno de rechazo y repulsa por parte de uno de sus progenitores hacia el otro.

Villalobos Rodas sostuvo que este abuso emocional que llevan a cabo algunos padres hacia sus hijos, puede involucrar también al resto de la familia o a ciertos docentes, con el objetivo de que todos se sumen a la campaña de desprestigio contra el otro progenitor.

Mencionó que este fenómeno se comenzó a visualizar en los años 80, de ahí en adelante derivado de que las parejas han cambiado roles de trabajo o de poder dentro de la familia se ha acentuado con mayor presencia.

Puntualizó  que este síndrome de alienación parental repercute seriamente en los niños y en la sociedad ya que los menores tienden a manifestar una serie de comportamientos o sentimientos que pueden acompañarles durante toda su infancia e incluso empañar su vida adulta.

Estas afectaciones pudieran derivarse en la ansiedad, miedo y estrés, así como sentirse subestimado en sus opiniones y sentimientos, odio hacia uno de los padres y este sentimiento pudiera llegar a la edad adulta.

Puntualizó que para evitar esta problemática, cuando una pareja con hijos menores se divorcia, debe saber llevar el proceso de la forma más respetuosa posible por el bienestar de los niños, ya que necesitará a papá y a mamá por separado, de la misma forma que los necesitaban cuando estaban juntos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.