CLASE POLÍTICA

*Alto nivel de feminicidios en Chiapas, desata campaña ciudadana

*Estadísticas rojas. Intento de feminicidio en Tapachula

*Desalojo de ambulantes ¡tiene fecha de caducidad!

*¡Se activa la caja china con desalojo de ambulantes en Tapachula!

*En Tapachula, menosprecian la Alerta de Género

*Siguen pendientes 22 denuncias por violencia de género

*Delincuencia atraca y violenta más a mujeres

*Exigen cambio de secretario de seguridad en Tuxtla Gutiérrez

*Política ‘garnachera’ impulsa Eduardo Ramírez

*Policías de Tapachula, aún les dan comida podrida

*¡Urge antidoping! en Ayuntamiento de Tapachula

*Sonia Eloina, ¿busca lucro con iglesias cristianas en Suchiate

Por. ANTONIO ZAVALETA HERRERA

            “Ni una más y vivas las queremos, es la campaña que ha trascendido en Chiapas. Hay solidaridad por parte de sectores empresariales y prestadores de servicios, tras la ola de feminicidios que ha generado malestar, preocupación, coraje y gritos de justicia por parte de los chiapanecos. Tuxtla Gutiérrez, Comitán, Arriaga, Tonalá, Pijijiapan, Suchiate, Tapachula, Palenque, Comitán, San Cristóbal de las Casas, entre otros municipios de Chiapas, han atraído reflectores por algún caso lamentable.

            Las autoridades de los tres niveles de gobierno están obligadas a dar resultados. Tienen el compromiso de minimizar las estadísticas que se sublimaron como pan en el honor en lo que va de las administraciones municipales.

En Tapachula, menosprecian la Alerta de Género

No sabemos qué está pasando con las alertas de género en varios municipios de la entidad. Los alcaldes municipales tienen la obligación y el firme compromiso de contribuir bajo estrecha coordinación para bajar las estadísticas. Sin embargo, hay opacidad, lentitud o desprecio por el tema de atención a la mujer, tal es el caso de Tapachula.

            No se percibe ningún tipo de programa, estrategia o coordinación para promover atención a la mujer. Las redes sociales son un precedente de violencia sangrienta en todas latitudes. Y es que poco les importa la protección a la integridad física de la ciudadanía.

Siguen pendientes 22 denuncias por violencia de género

            Por ejemplo en Tapachula, ni siquiera el ayuntamiento municipal ha dado cuentas de la alerta de género, como tampoco coadyuva para resolver 22 denuncias penales en contra de igual número de mujeres violentadas -que han acudido a las instancias municipales, más no les resuelven pronta ni integralmente su situación de riesgo.

Estadísticas rojas. Intento de feminicidio en Tapachula

            Un caso en las últimas 24 horas que ha generado amplia polémica en Tapachula, es el intento de feminicidio de Alejandra Aguirre, una joven madre de familia en manos de su ex marido Renato Consuegra. Exhibe la víctima en redes sociales las heridas con arma punzo cortante y diversas manchas de sangre sobre el piso, que dejan marcada el grave riesgo que pusieron su vida.

Casos como el anterior se registran al menos 50 diariamente en la Costa de Chiapas; aunque la carente cultura de denuncia o los pocos alcances para poder hacerlo o simplemente por no poder denunciar, terminan asesinadas.

Delincuencia atraca y violenta más a mujeres

La Fiscalía General de Chiapas que preside Jorge Luis Llaven Abarca, ha manifestado su ejercicio público y acción penal mediante denuncias pertinentes contra quien o quienes resulten responsables. Éste tema también ha sido considerado en las mesas de seguridad que impulsa el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas; sin embargo, son muy pocos los alcaldes municipales en la entidad, que han cerrado filas con la seguridad pública de sus habitantes.

Nulidad y desprecio se percibe en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula. Los alcaldes Carlos Morales Vázquez y Óscar Gurría Penagos, siguen en los primeros lugares de necedad, desacato, renuencia. Como vil sábelo todos, sus estrategias policiales son mediocres, inútiles y paralíticas, pues son las mujeres el mayor número de víctimas en robos con violencia; siendo asaltos a transeúntes, casa habitación, comercios o en vehículos, que son despojadas de sus pertenencias. Peores casos, plagio, acoso sexual, hostigamiento laboral, violación y feminicidio.

Nexos y Contextos

¡Se activa la caja china con desalojo de ambulantes en Tapachula!

            Un presunta llamada de atención contra el Secretario de Servicios Públicos de Tapachula, Enrique Mota Imatzú, se convirtió en el ultimátum para su renuncia inmediata; sin embargo, la encomienda previo a ver desprendida su cabeza con la guillotina, fue exigirle la prueba de lealtad llamada “desalojo masivo” de ambulantes sin ningún tipo de notificación o atención de derechos humanos. Como siempre y por plena ignorancia de sus actos, se pasan por el arco del triunfo cualquier lineamiento de la Organización de las Naciones Unidas.

            Aquí no importaron las formas. El desalojo se perpetró en Tapachula desde la madrugada. Sin decir agua va, las calles quedaron completamente limpias del comercio informal en la 10ª norte, entre primera y séptima poniente. La pestilencia por desechos, desperdicios y basura acumulada, fue retirada sin saber en cuantas horas se acabará el espejismo, pues tras la tremenda madriza mediática al alcalde Óscar Gurría por no saber operar la prevención del delito y tener encima las cifras más letales y denigrantes de inseguridad, ya utiliza ‘su caja china’.

            Ahora la pregunta del millón de dólares es, ¿Cuántos días durará la ilusión de tener calles libres de ambulantaje en el primer cuadro de Tapachula ¿La acción es para quedar bien con el gobernador de Chiapas y el presidente de México, en una próxima gira de trabajo por la Costa?

            ¿Fue presión para los ambulantes que dejaron de otorgar las cuotas clandestinas, tras estar envalentonados con la defensa y respaldo que les han brindado algunos medios de comunicación?

            La cruda realidad para el alcalde Óscar Gurría, es su ilegitimidad y carente respaldo ciudadano. Sus eventos el pasado fin de semana, estuvieron peores que un funeral, pues los únicos presentes han sido sus funcionarios de segundo, tercero y cuarto nivel. Avanzada y logística municipal y de paso el micrófono para lanzar su discurso no sirve. Trae la dura enmienda de recomponer el camino y evitar que el barco agujereado por excesos, abusos, corrupciones, negligencias y excesiva confianza, se hunda.

Exigen cambio de secretario de seguridad en Tuxtla Gutiérrez

La peor crisis de inseguridad en Tuxtla Gutiérrez, se la adjudican al Secretario de Seguridad Pública Municipal Jorge Alexis Zuart Córdova. Asaltos a instituciones bancarias, a transeúntes, robo de vehículos y casa habitación. Súmele cobro por derecho de piso de una banda de presuntos Maras en Terán, son la gota que derrama el vaso. Ya no ve lo duro, sino lo tupido este funcionario de la cuarta, que trata de justificar las estadísticas en su contra.

Y según datos aportados por el mismo, asegura que se han detenido 135 personas denunciadas a más de cien días de gobierno. Se le olvida que Tuxtla Gutiérrez, es una ciudad con casi el millón de habitantes. Hasta sus mediocres estadísticas de minimizar el descomunal desmadre, lo exhiben de farsante. Hay que echarle ganas.

Acertijo Público

            *Las memelas defeñas que presumió recientemente el senador Eduardo Ramírez Aguilar, ¿se podría catalogar un acto sobradamente populista, demagógico y simulador para dejar entre ver aquella molécula subatómica de humildad y pobreza efímera? ¿O solo fue porque le apretaba el hambre y le rugía la tripa, siendo el motivo principal para meterse al primer negocio de comida previo a sus actividades legislativas?… ¡Política garnachera!

            *¿Qué organismo internacional en materia de derechos humanos u organización no gubernamental podrá retomar la repugnante alimentación que sufren los policías municipales de Tapachula? Siguen reportándose diarreas, enfermedades gastrointestinales, vómitos y sobre todo mentadas de mayo a los que reparten los pútridos desperdicios.

            *Trasciende la intención de realizar exámenes antidoping desde el gobierno de Chiapas, a varios funcionarios del ayuntamiento de Tapachula. Varios sufren graves problemas de adicción y alcoholismo. En Tapachula Sin Censura, exhiben a Andrés Luna, titular de Protección Civil Municipal, de destruir la ventana de un vehículo oficial cuando acudió a las instalaciones de la dependencia. Se le olvidaron las llaves por su tóxico estado inconveniente, al grado de terminar dañando el carro propiedad del gobierno. Ya van dos vehículos, “la primer camioneta la chocó” revelaron. ¡Hay varios casos!

            *¿Cuánto durará el fervor de la alcaldesa de Suchiate, Sonia Eloina Hernández Aguilar, quien de tacharla de maligna y corrupta, ahora ya la declararon pastora fronteriza. ¿Hasta el 2021? Ponen la iglesia en malos de Lutero.

*¿Qué hará la varita mágica y la bola de cristal de Óscar Gurría para reubicar a los cientos de ambulantes que desalojó desde el fin de semana. Bueno y malo, bueno por limpiar las calles de un cáncer social propiciado por mismos funcionarios lacras y corruptos, malo porque deja sin comer a miles de familias entre mujeres, hombres, niñas y niños, que sobreviven de la actividad comercial informal. Como quiera que sea, son seres humanos.

Comentarios antoniozavaletah@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.