ZooMAT, reservorio de material genético para la preservación de la fauna chiapaneca

· Desde 1999, los espacios de exhibición del zoológico no recibían un necesario mantenimiento mayor

AGENCIAS

CHIAPAS.- Después de más de 20 años de no contar con un mantenimiento mayor, la Secretaría de Obras Públicas entregó la segunda etapa de rehabilitación de espacios dentro del Zoológico Regional Miguel Álvarez del Toro (ZooMAT), acciones que mejoran la calidad de atención a las especies resguardadas para su conservación y equilibrio ecológico.

Desde 1999, los espacios de exhibición del ZooMAT no recibían el mantenimiento mayor necesario, por lo que el desgaste natural de las instalaciones y las condiciones naturales propias de la reserva causaron deterioro de éstas, siendo solventadas con la rehabilitación de distintas áreas, labor realizada en la presente administración de manera conjunta y coordinada entre la Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones (SOPyC) y la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn).

Durante el evento de entrega de la segunda etapa de rehabilitación de espacios del zoológico, encabezado por el gobernador Rutilio Escandón, la titular de la Semahn, María del Rosario Bonifaz Alfonzo, explicó que gracias a estas obras el ZooMAT ha dejado de ser sólo un lugar de recreación, entretenimiento y exhibición de ejemplares para convertirse en reservorio de material genético necesario para la preservación de las especies que hoy se encuentran en peligro de extinción.

“Los efectos de esta rehabilitación se pueden medir en el comportamiento de las especies que habitan en el ZooMAT: están tranquilas y a gusto con la forma en la que se les cuida, se están reproduciendo, sobre todo las aves, principalmente las rapaces”, dijo Bonifaz Alfonzo al destacar la importancia del mejoramiento de espacios.

En las dos etapas de rehabilitación de instalaciones se incluyeron áreas directamente relacionadas con la fauna, además, espacios en los que los visitantes conocen más sobre la fauna endémica de Chiapas mediante herramientas de educación ambiental.

La titular de la Semahn explicó que en esta segunda etapa se rehabilitaron 11 espacios, como el Museo Cocodrilo, Aviario, Museo Zoológico, Vivario, Abastos, Herpetario de Montaña, Aulas, Guardería, Arca de Anfibios y Biblioteca.

Entre los servicios de mantenimiento se contó con pintura, impermeabilización, rehabilitación de instalación eléctrica, fontanería, cambio de plafones y luminaria, adecuación de espacios, cambio de accesorios hidrosanitarios y acabados en general.

Respecto a la primera etapa se incluyó el mantenimiento de la tridilosa de la entrada, el vestíbulo y la cafetería, con colocación de película de seguridad en los cristales, instalación de lámparas, cambio de luminarias en oficinas para el ahorro de energía, administración y guías en el área de acceso, tienda y librería, cafetería y sanitarios, taquillas y paquetería, sala de juntas, clínica veterinaria, servicios generales, rehabilitación de talleres, cocina, sanitarios públicos en cuevas y plaza morpho, módulos de taquilla y oficina de atención escolar.

También se rehabilitó el Centro de Servicios Zootécnicos conformado por almacén, talleres de trabajo, bodega de mantenimiento, clínica, rayos X, vestidores y espacio de convalecencia.

En paralelo se adquirió equipo de última generación para la atención médica de los ejemplares, añadió Bonifaz Alfonzo, por lo que el ZooMAT hoy cuenta con concentrador de oxígeno, videoendoscopio, autoclave, lámpara de exploración, laringoscopio y oftalmoscopio, además de equipos de ultrasonido, bioquímica sanguínea y hematología.

La funcionaria estatal dijo que se trabaja en una tercera y última etapa con la que terminarán de rehabilitarse todas las instalaciones, procurándose así el funcionamiento óptimo del ZooMAT para ofrecer a los visitantes instalaciones dignas de uno de los mejores centros de conservación en Latinoamérica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.